Compresas

Mostrando 1–12 de 14 resultados

 

Las compresas facilitan la vida moderna de la mujer

Si estás leyendo esto es porque seguramente ya has tenido tu primer periodo menstrual o muchos de ellos, lo más común y fácil es utilizar compresas, ya que no son molestas, son fáciles de utilizar y poner, absorben bien y no se nota, por lo que esos incómodos momentos en los que puede ocurrir un accidente son muy poco probables.

Si eres una chica que le gusta pasar esos días libre de preocupaciones y sin tantas complicaciones seguramente eres la candidata ideal para utilizar compresas, así que veamos su fácil uso:
Primeramente debes elegir una compresa que vaya de acuerdo a tu flujo, estilo de vida y forma adecuada que se acomode de una forma natural y no llame la atención.

Existen millones de modelos, para el día o la noche, para un flujo abundante, moderado o ligero, con esencias de plantas o aromas que nos ayudan a sentirnos más frescas, así que solo es cuestión de analizar cuáles son tus necesidades y gustos para sentirte más cómoda en esos días.

El espesor de la compresa es muy importante, ya que si tu periodo es ligero deberás usar una compresa más delgada, pero si tu periodo es abundante, la compresa deberá ser con un grosor mayor; si este es tu caso no te preocupes, hay muchas presentaciones que están destinadas a este tipo de flujo y que son delgadas pero muy absorbentes, solo debes leer el empaque y ver si es la adecuada para tus necesidades en esos días.

La mayoría de las compresas hoy en día son tan delgadas y absorbentes que nos olvidamos que las traemos puestas, ya que otorgan frescura, comodidad y bastante protección.

Otro punto importante es la absorción; existen compresas de absorción ligera, media y súper experimenta usando marcas y estilos hasta encontrar la que te siente mejor.

Las formas y modelos de las compresas varían también según la marca, las hay de tipo tanga, que son pequeñas y estrechas, las normales que son de un tamaño medio y las nocturnas que se utilizan para dormir y son extra largas para evitar accidentes durante la noche.

En el estilo también podemos encontrar 2 tipos de presentación, con o sin alas. Las alas son pequeñas piezas que se encuentran a los extremos de las compresas que contienen un pegamento que se adhiere a nuestra ropa interior brindando un poco más de seguridad ya que impide el movimiento de la compresa evitando accidentes incómodos.

Si tu piel es delicada aléjate de las compresas con aroma ya que esto puede irritar tu piel y traerte como consecuencia una infección vaginal.

Existen también compresas protectoras diarias que se pueden usar para diferente motivos o para los días en los que el periodo ya está terminando o está por comenzar y el flujo es poco. Solo se recomiendan si el flujo es ligero ya que al ser pequeñas y delgadas no absorben en abundancia.

Si eres nueva en esto de los períodos y compresas lo recomendable es cambiarlas cuando vas al baño y al haber pasado 4 horas como máximo con ellas para ponerla separa la parte de la protección de abajo, dejando libre el pegamento e inmediatamente pégalo en tu ropa interior; si es con alas separa la protección de una de ellas y adhiérela por la parte de abajo como si la abrazara y después has lo mismo con la otra ala. Será mas fácil si te encuentras sentada. A algunas chicas también se les facilita hacerlo paradas. Intenta y encuentra la mejor manera para ti. Es importante que no te deshagas de la envoltura de la compresa, pues esta te servirá para tirarla cuando la cambies. Nunca la tires en el inodoro, colócala en el bote.

Las compresas sanitarias han venido a revolucionar la vida moderna de las mujeres. Ya nos facilitan la vida esos días tan complicados, haciéndonos sentir seguras, protegidas y cómodas dándonos libertad de movimiento si el temor de que ocurra un accidente vergonzoso.

En esta sección podrás encontrar los productos más vendidos del mercado sobre compresas y copas menstruales entre otros y a un excelente precio.

X